Water Resistant significa resistente al agua, hablamos de un reloj con ciertas garantías de stanqueidad, pero ciertamente ello no significa una garantía completa de que un reloj esté a salvo mientras nos sumergimos, o simplemente nos duchamos, no significa que un reloj esté totalmente protegido al mojarse como nosotros creemos.

Primero es muy importante saber que los relojes con el anagrama wáter resistant en su caja deben cumplir normas reguladas según ISO 2281 e ISO 6425.

Los relojes wáter resistant no todos son sumergibles, únicamente se pueden considerar sumergibles cuando soportan una presión de al menos 10 ATM, entonces es cuando podemos realizar ciertas actividades como natación, buceo con tubo, o snorking. 

Algunas diferenciaciones a tener en cuenta en cuanto a los relojes wáter resistant:

1 ATM  (10 mts.) Son relojes poco impermeables, únicamente pueden soportar salpicaduras de agua en actividades consideradas como cotidianas.

3 hasta 5 ATM  (30-50 mts.) Son relojes denominados impermeables y soportan el agua de un grifo, o la natación superficial durante un corto periodo de tiempo.

10 ATM  (100 mts.)   Hablamos de relojes que son sumergibles, soportan vertidos intensos de agua, natación, snorkel y buceo con tubo.

20 hasta 30 ATM  (200-300 mts.)  Relojes sumergibles para buceo, relojes capaces de soportar natación a nivel de competición y buceo con sesiones de duración limitada.

100 ATM  (1000 mts.)  Relojes sumergibles para buceo extremo, capaces de soportar actividades a grandes profundidades y sesiones de buceo extremo de larga duración.

Pero debemos de tener en cuenta ciertas “consideraciones”:

Las condiciones de estanqueidad dichas anteriormente son válidas únicamente cuando el reloj es nuevo, está en perfecto estado y dentro del periodo de garantía que cada fabricante indica.

Esto es debido a que la garantía del reloj no suele cubrir la resistencia al agua a un periodo de tiempo más o menos largo puesto que algunas de las juntas de los relojes debido a su envejecimiento natural  o desgaste están sometidas a posibles deterioros.

Por otra parte otras circunstancias como temperaturas extremadamente altas o bajas, el contacto del reloj con disolventes, cremas o cosméticos pueden acelerar el proceso de desgaste o envejecimiento.

También los golpes, o manipulaciones en los botones de control o bien en la caja por diferentes motivos como cambios de baterías, pueden desajustar de manera que pongan a prueba la estanqueidad del reloj.

IMPORTANTE para tener en cuenta en los relojes sumergibles

Un reloj wáter resistant a 100 mts no es indicativo que la profundidad real de la inmersión sean 100 mts, y eso es debido a que los fabricantes realizan sus pruebas de estanqueidad e inmersión con presiones estáticas, bajo condiciones y circunstancias controladas, que obviamente en la vida real y en la práctica no se suelen dar.

Ello es debido a que no es lo mismo la presión estática a una profundidad estipulada, fija y sin cambios que la que soporta el mismo reloj a la misma profundidad pero cuando estamos nadando y por lo tanto moviendo o agitando los brazos, incluso con corrientes de agua; por ello es conveniente que aparte de fijarnos en lo que dicta la norma general, nos fijemos en lo que el fabricante nos indique en el correspondiente manual del reloj.

Tengamos cuidado y ante la mínima duda no mojemos nuestro reloj, antes preguntar que lamentar.

Por supuesto es del todo lógico que mientras estemos sumergidos con nuestro reloj NO MANIPULEMOS ni las coronas ni los botones, puesto que podemos modificar las condiciones de estanqueidad, únicamente lo podríamos realizar si en las indicaciones del reloj, el fabricante así lo indica.


No products

To be determined Envío
0,00 € Total

Verificar